Las diputaciones reivindican la elección directa de los presidentes

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La elección directa de los presidentes de las diputaciones, cabildos y consejos insulares, es una de las reivindicaciones en las que han coincidido los presidentes y presidentas de las diputaciones de Barcelona, Cáceres, Ourense y Valencia, en la primera de las mesas de debate desarrolladas en la segunda jornada de la Conferencia de Presidentes de Gobiernos Provinciales que tienen lugar en Badajoz.

Las presidentas de las diputación de Barcelona, Mercè Conesa, y Cáceres, Charo Cordero; y los presidentes de las diputaciones de Valencia, Jorge Rodríguez; y de Ourense, Manuel Baltar; han participado esta mañana en una mesa de debate que, bajo el título El papel de los gobiernos intermedios en el Estado de las Autonomías, ha servido para poner de manifiesto la coincidencia en la necesidad de que los ciudadanos se sientan más cerca de estas instituciones pudiendo elegir de forma directa a sus responsables.

En el contexto de una estructura administrativa autonómica, ha quedado patente que las diputaciones son mucho más ágiles que las comunidades autónomas para resolver muchos de los problemas de los ciudadanos. Por eso, en el momento en el que está en plena vigencia el debate sobre la financiación de las administraciones públicas, los reunidos en la 2ª Conferencia de Presidentes y Presidentas de Gobiernos Provinciales han reivindicado un 25% de los ingresos públicos, así como una clarificación competencial en la reforma de la Constitucional que no debe esperar a que se resuelva la situación de las comunidades autónomas.

Los cuatro intervinientes en la mesa, que ha sido moderada por la presidenta de la FAPE, Elsa González, han mencionado diversos ámbitos de futuro en el que es indispensable el papel de las diputaciones para que los ciudadanos que habitan en los pequeños municipios no se queden apeados del progreso y del desarrollo. Uno de ellos es el de la modernización tecnológica, que debe ser facilitada en el mundo rural por los gobiernos intermedios, para que realmente se convierta en una oportunidad para sus habitantes, tanto para mejorar sus condiciones de vida, como para facilitar oportunidades de formación o impulsar las iniciativas de empleo y emprendimiento.

Los participantes en la mesa han sintetizado los requerimientos de las diputaciones en tres ideas: más democracia, para que los ciudadanos se sientan más cercanos mediante la elección directa; más transparencia, para desterrar la imagen de administraciones poco eficientes en el control de sus presupuestos, y más financiación, para realmente atender todos los servicios que requieren los habitantes de los pequeños municipios y reducir la brecha territorial entre estos y las grandes ciudades.

Por su parte el presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, ha intervenido para señalar que las diputaciones no temen a las reformas que sean necesarias, siempre que se realicen dentro del conjunto de la administración española. También ha añadido que los gobernantes de las diputaciones son ahora más autoexigentes quizás porque las nuevas generaciones tienen una concepción menos patrimonialista y han asumido claramente los criterios de transparencia.

 

Anuncios